DÍA 3

Ya es otro día mas y mi angustia al igual que mis dolores están creciendo.

Ya es preocupante no saber nada de mi novio, me levanto con dificultad y voy hacia la ventana para gritarle a mi vecina Sandra y pedir ayuda.

Dos, tres veces grito pero mi garganta está bastante dañada por el virus y no logro hacer que me escuche.

Tomo un objeto que encuentro ahí cerca y trato de estrellar su ventana pero no sucede nada, ni se rompe y mucho menos nadie sale.

Me dirijo hacia mi sillón pues comienza a darme un dolor muy fuerte en mi panza. Lo mas pronto que puedo me voy hacia el baño y vomito sangre, mucha sangre.

Me lavo la boca, tomo mi bolso y mi plan es irme a urgencias.

Con miedo me doy cuenta que la puerta está cerrada por fuera y no puedo abrir. Golpeo la puerta con mis manos pero nadie escucha.

Regreso al teléfono y veo que sigo sin luz. No se ni que hora es.

Me da un ataque de tos salpicando en el piso sangre. Me sigue doliendo todo y por primera vez me suelto a llorar.

Afuera veo que existe ese silencio abismal no veo luces. No escucho carros. Niños jugando. Máquinas. Gente trabajando…

No sé que hacer, la comezón en mi espalda regresa y al rascarme siento mi piel pelada y húmeda. Es sangre.

Me voy a ver al espejo y me veo super demacrada y delgada. Pero en mi espalda estaba pasando algo que necesitaba rápido ver a un médico.

Me acuerdo de mi conejo y me dirijo hacia donde lo había dejado.

No se ha movido y cuando me acerco me.doy cuenta que está muerto y en proceso de descomposición. ¿Qué está pasando?