CAMILA

La noche es la cita perfecta entre tú, yo y mi Bella Luna.

Te tengo sobre mi cama, tan frágil y dormida.

Desnudo tu cuerpo de piel blanca y tersa.

En cada paso saboreo ese néctar.

Veo tus pechos redondos y firmes de tu bella juventud.

Tu pubis virginal y tan pulcro.

Mi corazón late con locura.

Me desprendo de mi poca ropa y acaricio mis pechos,

Sin dejar de verte ni por un segundo.

Me pongo a lado tuyo hincada y agitada.

Mis dedos sienten la humedad que gotea de mi entrepierna

Meto uno que otro dedo y mis gemidos comienza.

Abro ligeramente tus piernas y descubro un nuevo universo.

Mis pechos se erectan y mi sed se agrava.

Mi Luna ilumina perfectamente tu cuerpo y sobre todo esas zonas donde corre tu sangre.

Te acaricio.

Ésta vez no será por el cuello, ésta vez será por tu seno.

Lo aprisiono con mis labios y comienzo a succionar.

Aún es tibia y con ese bello sabor dulce.

Mi cuerpo se prepara para un orgasmo…

Lo siento y mis espasmos son tan fuertes.

Sigo prendida a ti como una cría con su madre.

Siento como tu sangre alimenta y llena todo mi cuerpo.

Pronto llega otro orgasmo y éste hace que suelte tu pezón

y salga el chorro de sangre,

que moja mi cara mientras otro orgasmo termina con mi
placer desbordado.

Me recuesto cerquita de ti y me quedo dormida al

escuchar el último latir de tu débil corazón.

#yovueloconyezidy
(Palabras que salen al ver una imagen)

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *