El Chocolate, Dulce y Vainilla

Las razones de cómo se conocían sobra decirlas: Dulce, Marcos y Peter salieron a comer y conocerse un poco más  ya que Dulce no conocía a Peter que era amigo de Marcos. Todos se llevaron muy bien y disfrutando de la comida platicaban de temas bizarros pero que les alegraba el momento. Entrados mas y con unas cervezas encima las indirectas de querer probar las mieles de Dulce comenzaron, Ella no era muy fea pero tampoco muy guapa, digamos que tenía lo suyo, Marcos era el típico moreno guapo y que tenía bien guardado lo suyo, Peter ya era mayor que los otro, güero y sus canas marcaban la experiencia en el tema que le gustaba abordar.

Aunque Dulce les quería dar la vuelta al final de cuentas aceptó pero bajo una condición; que le pagaran, ella les cumpliría la fantasía del trío y ella la fantasía de ser prostituta por un día.

Cuando llegó el día acordado, Dulce estaba bastante nerviosa porque nunca había hecho algo parecido pero emocionada porque los tipos parecía que tenían la experiencia necesaria para llevar la situación a una bomba sexual. Antes de llegar al motel compraron unas cervezas para aminorar los nervios de todos.

Llegando al motel, comenzaron a beber y el calor aumentó, Dulce se acercó a Marcos que se encontraba sentado sobre la cama, comenzó a besarlo y acariciar su rostro pues el encantaba ese color de piel, inmediatamente Marcos comenzó a besarle el cuello y comenzar a tocar la figura de su cuerpo que ya le traía ganas, para no quedase atrás se acercó Peter y le llegó por atrás a Dulce, quien le acercó sus nalgas a su bulto ya duro, ella llevó las manos de Peter a sus pechos, mientras Marcos se encargaba de quitarle la falda y las bragas, Peter le quitaba la blusa y sostén hasta tenerla completamente desnuda.

Ella bajó lentamente a sus miembros y bajándole los pantalones comenzó hacerles un sexo oral

Tan diferentes pero tan esquicitos los dos, ellos comenzaban a gemir y aunque a veces Dulce era torpe por los nervios, ellos le iban indicando como hacerlo o tomaban su cabeza para irla guiando, Dulce les dio la señal de que estaba lista, quien tomó la delantera fue Marcos la puso de perrito para contemplar sus nalgas y ver como enfrente le seguía haciendo el oral a Peter, Marcos comenzó suave pero fue aumentando ritmo y Dulce gemía de placer interrumpiendo poco el oral de Peter, el tamaño bien dotado de Marcos no era lo mejor, lo mejor era que sabía moverlo bastante bien.

Llegó el momento que dijo que ahora él le hiciera un oral para no llegar tan rápido y ellos cambiaron de posición

Peter la tomó de las caderas y primeramente la penetro con sus dedos mientras se agachaba para lamerle el trasero y apretar sus nalgas, la excitación de Dulce era tanta que llegó a su primer orgasmo, mientras no dejaba de hacerle el oral a Marcos y metérselo hasta la garganta, Peter viendo eso la penetró con fuerza y la zarandeaba, Dulce agarro mejor el miembro de Marcos para no lastimarlo con los dientes por el ajetreo, vaya que Peter ya traía ganas y disfrutaba mucho a Dulce y con bastante aguante, entre gemidos le preguntaron que si se animaba hacer penetrada por los dos al mismo tiempo y ella saciada de placer accedió.

Marcos por delante y Peter por detrás, fue una experiencia increíblemente exquisita para todos, a ellos no les importó que sus partes estuvieran tan cerca con tal de disfrutar a Dulce. Llegó el momento de cambiar de posición de ellos (Poniéndose preservativo para no arriesgar a Dulce) .

Mientras ella se reponía de quien sabe cuántos orgasmos

Fue tan increíble tomaban su pechos y los chupaban, otro apretaba sus nalgas y daban ligeras nalgadas, hasta que todos explotaron de placer y por fin descansaron sobre la cama, su agitación y gemidos aún se escuchaban y para no romper con el encanto, Marcos se levantó y a todos les pasó una cerveza para refrescar el ambiente, se prepararon para irse sin antes haberle pagado lo acordado a Dulce.

Etiquetado , , ,

4 pensamientos en “El Chocolate, Dulce y Vainilla

  1. Que gran pasion desbordas en cada relato, es sin duda tu forma de ponerle ese sabor erotico muy particular en cada historia, de nuevo gracias por estos grandes viajes que nos haces recorrer atraves de tus letras!!

    1. Me encanta y creo mi pasión se nota en lo que hago … Besos José

  2. Sin duda en una gran velada las chelas nunca faltan y más si se trata de amecinar una fantasía, no sé si la más común pero que a lo largo de mis años ha Sido la más recurrente de personas que se cruzaron en mi camino en algun laspso de mi vida. Erotismo y lujuria bien manejados nuevamente… Yezidy y el vicio ampliamente recompensando. Saludos.

    1. jajajaja sin eccesos acuérdate eh Oigres.

      Cuerpo dormido lo demás perdido

      Grandes Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *