Cita en el cine

Tras esa oscuridad estábamos con la mirada hacia enfrente, viendo la película por la cual pagamos nuestro boleto. Pocos besos pues nuestros dedos serían los mejores amantes.

…Nuestras brazos se cruzaron al tratar de llegar a nuestro objetivo.

El camino era corto y excitante, abrí un poco sus piernas y cuando mi mano tocó su parte bajo esa falda me di cuenta que estaba completamente humedecida, ágilmente moví su panti hasta llegar a estar piel a piel, sentir su poco vello me excitaba muchísimo, ella levantó un poco su cadera y fui jugando con su vulva, sus labios, estaba orgulloso de ser el causante de toda esa humedad y cuando llegué a su clítoris me di cuenta que estaba tibio y me dirás chismoso pero lo sentí palpitar.

Cuando comencé a masajearlo ella gemía con discreción, luego bajaba de nuevo y con dos dedos la penetraba con facilidad pues resbalaba como si fuera mantequilla caliente.

Su expresión con la poco luz de la película era ver que tenía sus ojos cerrados, imaginando todo lo que pudiéramos hacer si no estuviéramos aquí.

Veía como disfrutaba cada momento hasta que llegó a su orgasmo.

…Nuevamente lo hacíamos en el mismo lugar, ya estaba humedecida desde que nos sentamos en nuestros lugares comprados.

Comenzábamos cruzando nuestros brazos hasta llegar a nuestro objetivo. Mi mano bajaba a su miembro que estaba completamente duro, pidiendo a gritos que lo liberara de su reducido espacio de ese pantalón.

Le bajé el cierre del pantalón y lo seguí tocando y acariciando con ternura hasta que sentí su humedad, eso me encantaba, le acariciaba su cabeza que ya estaba completamente dura y él parecía que le daban escalofríos.

Abrió un poco más las piernas para acariciar sus testículos, suave para no lastimarlos, mi mano traviesa en cuestión de minutos decidió que era el momento de liberar su miembro y acariciarlo de arriba abajo y mientras el con sus dedos me lo hacia yo con mi mano lo masturbaba como me lo había enseñado, sentía como se ponía duro y mas caliente hasta que comencé a subir de velocidad y en un espasmo él llegó escurriendo en mi mano todo, mis movimientos cesaron unos segundos para enseguida exprimir su miembro.

Y bueno al final la película estuvo genial.

#YoVueloConYezidy

Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *