EL CONEJITO

“…yo ya mas que lista lo contemplo con ese juego de luces y comienzo a sentir esa ansiedad por penetrarme, me recuesta completamente y me abre las piernas lo mas que pueda para ver como entra victorioso hacia mi sexo. 

La electricidad comienza a recorrer mi cuerpo, sus movimientos son certeros pues la forma de su miembro estimula a la perfección mi zona G llegando a mi primer super orgasmo con espasmos en mis piernas, siente mis contracciones y se detiene un momento para disfrutar ese momento.

Enseguida me cambia de posición a cuatro puntos, me baja el pecho pegado a la cama y poder contemplarme en plenitud mis nalgas, se pone en cunclillas y me da hasta el fondo, mis gritos de placer lo excitan mucho más y él comienza a gemir.

Lo siento tan enorme y caliente que mi humedad está escurriendo por mis piernas, llego a otro orgasmo que hace arquear mi cuerpo, entre jadeos me dice que le haga un oral para reponerse un rato, ahora él se recuesta sobre la cama y comienzo hacerle la felación de acuerdo a sus indicaciones, masajeando sus bolas y chupando lento y suave hasta la garganta haciendo esas contracciones y movimientos de lengua.

Dice una que otra grosería por sentir tan rico y liberar ansiedad para no llegar tan rápido. 

Me toma del cabello y trata de guiarme pero se da cuenta que sólita lo puedo hacer.

Me dice que saqué de su maletín una sorpresa, cuando me dirijo hacia la “sorpresa” él me comenta que me va a gustar mucho, cuando la saco me doy cuenta que es un vibrador de tamaño medio y que es el llamado “conejito” tiene la parte larga con ciertas texturas y formas y el conejito que sobre sale para estimular el clítoris.

Me volvió a costar sobre la cama, puso dos almohadas para levantar mis caderas, me abrió las piernas, le puso lubricante al conejito y….. ”

¿Qué tal eh?

¿Sabes cómo funciona ésta maravilla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *