EPÍLOGO

EPÍLOGO

Adelante doctor. Está en la recamara.
Mire en que estado la encuentro y no se ha levantado para nada.

Apenas salí por sus medicamentos después de regresar de Hospital General y no me tarde mas de 15 minutos.

——–

Dejeme darle un poco de agua para que no se nos desmaye y le voy a poner ésto por el brazo.

Ayúdeme a sostenerla.

Hay que llamar a una ambulancia, tiene 40 de temperarura.

Está hirviendo y parece que tiene alucinaciones.

Sólo esperemos en Dios que no quede mal y pronto se le baje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *