Infidelidad

Nos conocimos por azares del destino, cruzando nuestros caminos y miradas que inmediatamente prendieron fuego. Él decidió primero hablarme pidiendo mi número de teléfono y haciéndome platica para tomar confianza.

Pasaba el tiempo y nos hicimos de una muy linda amistad hasta que las pláticas comenzaron a subir de tono y tuvimos nuestros primeros encuentros. El detalle a todo esto es que ambos estábamos casados y disfrutábamos de una familia que ninguno pensaba dejar por las aventuras que disfrutábamos.

Nos veíamos entre semana al no tener otro día para saciar nuestras mas bajas pasiones

 El sexo era bastante bueno e intenso, me dejaba súper mojada y bien saciada. Cuando terminábamos de coger hasta por casi una hora a él le daba risa que por el 98% de la cama la humedad era inminente por nuestros jugos. 

Él me había echo sentir orgasmos increíbles que me hacían gritar y arquear mi cuerpo de tanto placer y a él le gustaban esos ricos orales que le daba y que le hacían erizar la piel.

Sin mentir casi duramos un año de total felicidad, nos entendíamos bastante bien y aunque me gustaba un montón, sabía que ese hombre no iba hacer para mi y sólo tenía que durar hasta donde fuera necesario.

Resultó que en un encuentro el comenzó a besarme a pesar de que yo le había comentado de que los “besos eran para los enamorados”, fue tan intenso sentir sus labios, su lengua recorrer toda mi boca con gran desesperación y la manera de tocarme ya era completamente diferente, comencé a sentir que hacíamos el amor en lugar de tener sexo.

De cierto modo me estaba gustando pero algo dentro de mi comenzó a tener miedo a que eso tan maravilloso que habíamos construido comenzara a florecer con sentimientos burdos por nuestra situación.

Fue cuando probamos por primera ves aquel beso blanco del cual había leído en una página de Facebook; aromas, sabores se combinaron haciendo explotar mis sentidos para que cuando él me penetrara y después de un rato ya para hacer mas duradero el momento, me bajaba y se la chupaba tanto que mi humedad escurría casi hasta mis rodillas.

Literalmente era una boca jugosa

Y así me volvía a penetrar en diferentes posiciones, mientras yo gemía de placer , mis manos recorrían su pecho “peludo” y apretaba ligeramente sus pezones él tan increíblemente también gemía y de una manera muy diferente.

Se había cansado y ahora me tocaba a mí cogérmelo, lo monté y comenzaba el movimiento mientras desde mi enfoque visual observaba con cuidado todas sus expresiones pues temía que fuera de las ultimas veces, aumentaba ritmo y él al sentir el punto máximo me decía que me detuviera pues no quería dejar de sentirme. 

Baje hacia su rostro y me dirigí a besar su cuello él con sus manos tomó mi rostro y comenzó a besarme y decirme tantas cosas  “lindas” que mas miedo me dio, con sus dedos tocaba mis labios y acercaba a cada palabra para darme un beso, recorría las formas de mi rostro y sin querer él se vino dentro de mí.

Fue tan magnifico sentir todas esas emociones al tener con esa persona al que consideraba mi mejor amante, pero la regó al comenzar a sentir “algo más” por mi.

Desafortunadamente si fue nuestra última ves le fui poniendo pretextos para ya no vernos. De cierto modo me dio tristeza pero así como soy no me sorprendía mi actitud tan fría. 

Pasó el tiempo y me di cuenta que cerca de mi casa habían abierto un consultorio con un doctor bastante atractivo y que por desgracia o fortuna era idéntico a mi ex amante lo mas interesante era que sin duda alguna yo le gustaba y aquí se escribe otra historia.

Etiquetado

1 pensamiento en “Infidelidad

  1. Infidelidad, por que existe esa palabra?… Hay quienes dicen que llegan a ella por infelicidad en sus hogares y aquí vemos que la infidelidad en algún momento dió felicidad a dos personas con vidas y hogares propios… Es mala o buena?, Bueno muchos digámoslo así tienen sus segundos frentes en su trabajo o vecindario o círculo social y se ven más llenos de alegria que un soltero aficionado al fútbol, amante de las artes… Sería yo infiel?… Lo seré cuando me deje de gustar la música…. Como siempre Yezidy muy buena historia. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *