El juego Parte Final

Cuando salí a la calle aún seguía esa lluvia,  la calle se veía vacía y tenebrosa, gritaba de miedo implorando que alguien me ayudara pues sentía que aquel ser me estaba siguiendo u observando dentro de las sombras.

Pero no había nadie más

Nuevamente sonó aquella alarma y ví como la lluvia comenzó a cesar. El silencio fue abismal hasta que se escucharon niños riendo y otros llorando  jugando muy cerca de mí, pero no había nadie.

Me hinque para rezar y pedirle perdón  por si alguna ves me había portado mal o lo había ofendido, cerré mis ojos y apretaba mis manos por que sentía alguien detrás de mi y sin más sentí un golpe en mi cabeza.

Cuando desperté aún aturdido fue sobre mi cama, con ropa de hace dos días y con un fuerte dolor de cabeza. Me levanté para ver mi celular y saber qué día era.

Vaya… Revisé los pronósticos del clima de días anteriores y todo indicaba días soleados.

Me preparé un café y me senté sobre mi silla de mi mesa pensando que había sucedido. Decidí comunicarme con mi hermana y preguntarle si a ella le había ocurrido lo mismo y mi sorpresa fue tal que me dijo que no, que ella estaba muy tranquila con su vida.

Ósea, ella fue la que organizó todo y fue a mi a quien le “jalaron las patas” en una terrible pesadilla.

Ya pasando todo, me metí a bañar para relajarme más de lo que ya estaba.

Decidí  acostarme nuevamente y pensar qué diablos me había ocurrido en estos días. Cuando cerré mis ojos y los abrí nuevamente ahí estaba de nuevo ese rostro oscuro con esa gran sonrisa blanca y un niño atrás de mí me dijo con voz burlona:

-Bienvenido otra ves…

Todo había sido tan real, pasaban los años y cada noche soñaba lo mismo, había ocasiones que dentro de esas pesadillas demonios o seres con forma grotesca me querían matar, pero entendí que yo era el peón del juego dentro de mis pesadillas por siempre.

 

 

Etiquetado

2 pensamientos en “El juego Parte Final

  1. Auch!!!! que martirio vivir con una pesadilla eterna, no será que este chavo no detrás de su vida tendría que pagar por algo que hizo?… No sé me suena como que a eso, así suelen ser los cargos de conciencia, se convierte en pesadillas que no solo las vivimos de noche, todo el tiempo están ahí… Pasado siempre presente… Gracias Yezidy… saludos.

    1. Pudiera ser mi querido Oigres o ya las drogas lo dejaron mal jajaja

      Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *