La aventura de mis 40 años

                                              

Mi nombre es Marina, tengo cuarenta años, soy divorciada sin hijos y una mujer emprendedora, cuento con mi propio despacho, me considero guapa con grandes atributos tanto de pechos como de nalgas, soy alta, delgada y bastante carismática. Cómo les había comentado soy divorciada desde hace 5 años aproximadamente desde ese tiempo nunca tuve una relación con otra persona, para calmar mi tristeza y dolor me empeñé mucho a mi trabajo y por esa razón tengo éste maravilloso logro pero, me olvidé un poco de mí.

Tardé casi 1 año en querer estar íntimamente con alguien ya que todo me recordaba a mi ex y eso me dolía bastante.

Pasó el tiempo y decidí sacar toda esa energía yendo al gym, por mis horarios laborales fue de noche así ya llegaba cansada a mi casa con ganas de dormir y no de otras cosas. Total, iba mucho joven y se me hizo meramente indiferente hasta que por error me tropecé pero no caí solo me dio risa y pensé que nadie me había visto hasta que atrás de mi escuché una voz que me preguntaba

-¿Estás bien? … Voltee para ver y vaya que quedé impresionada era un joven bastante atractivo, facciones muy finas, torneado de su cuerpo, cabello con corte de hongo y casi rubio, labios delgados, sonrisa que enamora y si te das cuenta obviamente me dejo si palabras por tal belleza de hombre que inmediatamente me gustó muchísimo.

Al volver a mi cruel realidad me acordé de que yo tengo 40 años y a él le calculaba unos 20 años.

Le dije que estaba “bien gracias”  y el típico “ nos vemos”. Al día siguiente discretamente lo buscaba y ahí estaba haciendo pesas, él como que sintió lo mismo conmigo y volteo a verme y me sonrió, sin querer le hice lo mismo.

Ya al final descansando y guardando mis cosas se me acercó y sin más me invitó un café, accedí y fuimos esa misma noche a uno que queda ahí cerca del gym. Platicamos de muchas cosas y sin temor a nada me dijo que le gustaba, me reía de nervios y le dije que era una señora de 40 años y él podía ser mi hijo y muy seguro de si mismo me dijo:

–Pero no lo soy y quiero algo de ti… Me dejaba cada vez impresionada se me hacía muy maduro por esa razón pregunté su edad y efectivamente casi le atino tenía 23 años, pero , me dijo era gay, y yo era la única mujer que lo traía loco, él había tenido muy pocas experiencias homosexuales y si lo llenaban pero conmigo esa atracción era muy diferente, por su sinceridad, la manera como decía las cosas y mi necesidad ya tan grande que estaba creciendo a falta de intimidad accedí a la propuesta, he de comentar que si me sacó un poco de onda que me haya dicho que era gay.

Soy de las mujeres que piensan que en ésta vida hay que probar de todo.

Quedamos de vernos ahí mismo en el gym para ir a un hotel que él conocía y que por cierto está súper lindo (algunos lo han de ubicar está sobre Tlalpan y tiene grandes corazones rojos ), cuando llegamos al cuarto mis nervios comenzaron atacarme y él inmediatamente comenzó a besar mi cuelo y orejas haciendo que se me erizara la piel mientras yo acariciaba ese cuerpo bien formado y llevando mis manos a su miembro que ya se estaba poniendo erecto, él apretó mis nalgas y me juntó más hacia él para sentirlo, comenzó a quitarme la ropa y yo le hacía lo mismo hasta que ambos quedamos totalmente desnudos me recostó sobre la cama y siguió besando a hora todo mi cuerpo, mis gemidos eran suaves hasta que bajo a mi sexo y comenzó a besarlo de una forma que yo no sabía que se podía, su lengua parecía remolino y bastante dura, le pedía más y más hasta que me vine en su boca, ahora era mi turno y tomé su miembro con mis manos haciendo un suave masaje con mi mano y comenzándolo a chupar todo para que se diera cuenta que las mujeres hacíamos muy bien ese papel, era impresionante como gemía a cada lamida y chupada, sentía salir su poco líquido y cada ves más duro hasta que me dijo que ya porque si no le iba a ganar, me acostó y abrió mis piernas penetrándome vaya que se sentía muy rico y más porque ambos gemíamos de placer, después me puso de perrito y me lo hizo tan fuerte como mis gritos, me daba mis nalgadas y luego se inclinaba un poco para apretar mis pechos, me volvió acostar y ahora tenía mis piernas en sus hombros mi humedad era ya tanta que la sentía llegar a mi trasero, así mirándonos de cerca y entre besos me pidió hacerlo por “atrás” y borracha de placer le dije que si.

                                                                   

Me volvió a poner de 4 puntos y muy suave y con mi humedad que ya había llegado hasta ahí su miembro entró fácilmente y mientras él estaba ahí su mano hacia lo mismo pero en i sexo, comencé a durar su historia de que nunca había estado con una mujer ( pero no me importó) disfrute cada momento de placer hasta que llegamos al clímax y ambos caímos en la cama. Esa experiencia no fue la única hasta la fecha somos como dicen los chavos “amigos con derechos”, sé que soy la única mujer y él a veces tiene aventuras con hombres aunque me he dado cuenta que comienzo a gustarle cada ves más.

 

Etiquetado , , , , , , , ,

4 pensamientos en “La aventura de mis 40 años

  1. Me encanta el papel que juega la “casualidad” en la vida de las personas, casualidad?… A veces siento que somos tan injustos con esa palabra segregandole un poco como una simple coincidencia y la edad? El deseo no sabe de edades es deseo y punto. Ricos o pobres, guapos o feos, el destino en alguna ocasión la usa como medio para llevarnos a conocer experiencias o personas que en nuestra inmunda, feliz, patética o dichosa vida nos hubiéramos imaginado y en ocasiones el efecto y de tal vivencia es positivo, una palmadita de la vida de decirte “levantate y anda”… Me gustó, Yezidi eres genial. Gran historia, ya ansio leer tu próxima entrega.

    1. Al final todos somos iguales, muchas gracias ¡Oigres! veras que pronto

  2. Que gran relato, esto demuestra que una mujer siempre que demuestre ese porte de dama que la caraterize, siempre se notara su presencia!!

    1. Si, hay señoras que no se dan la oportunidad de probar cosas nuevas pero nunca está por demás intentarlo. Saludos mi buen Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *