La llamada inesperada Parte 2

¡Dios mío! Es una llamada de él …

Levanto el auricular  y hablo.

-Bueno…
-Mi amor, te extraño mucho, perdóname,  quise intentar una vida diferente a la que llevaba pero no, mi vida es contigo, ambos somos unos enfermos de amor y sedientos de sexo.
-Te perdono y justo ahora estaba pensando en ti.
– ¿ A si? y ¿Qué pensabas?
-De todas nuestras aventuras que tuvimos.
-Nunca cambiaremos,  yo igual estaba pensando eso…
-Te imagino con lencería, la que fuera, todas te quedaban perfecta, la que más me gustó fue la tanga que te la quité a mordidas y sabía a fresa o que mejor aquella donde tenías un corset negro que hacía perfecta tu cintura, donde tu boca arriba y sobre la cama te cogía por el culo y mientras tanto con un dildo lo metías por tu vagina que estaba super húmeda y te cogías a mi ritmo.


-Claro que me acuerdo una sensación riquísima, yo recuerdo cuando te hacía el mejor de los orales, te lo chupaba y me lo metía hasta casi mi garganta y ahí apretaba con mi garganta tu glande, mientras me jalabas el cabello y gemías, sacaba tu pene y mientras tomaba aire sólo lo lamía con la lengua y bajaba a tus bolas para chuparlas y mi mano masturbaba ahora tu pene.
-Justo ahora la tengo completamente erecta de acordarme, así como me lo cuentas me prende mucho y bien lo sabes, ¿porque no lo hacemos por teléfono?
-Yo la mas encantada.
-Te tengo desnuda. Con esas largas piernas abiertas y tú masturbándote ante mi vista metiendo tus dedos a tu vagina, yo me quito el pantalón y saco mi gran verga, con mi mano comienzo igual a masturbarme, tú te masajeas con la otra mano tus grandes pechos y tratas de lamerlos.
-Te pido con desesperación que me lo metas y sin pensarlo lo haces, ambos gemimos de placer, tu chupas mis pechos y aprietas mis nalgas, asi también me das besos y me dices lo mucho que me quieres y te hago feliz.
-Saco mi verga y me dirijo a tu boca para que la chupes toda, eso sabes que me mata.
-Esa combinación de sabores me prende aún más y te la chupo con singular alegría
-Te pongo en cuatro puntos y bajo tu pecho a la cama para ver semejantes nalgotas que te cargas y la meto con fuerza, te doy tus nalgadas y veo todo en plenitud de lo que me estoy comiendo.
-Mientras tanto yo me masajeo el clítoris y me chupo el dedo de tan rico que siento…
-Oye mi amor, y ¿si te metes el auricular? Lo limpias bien para que no te suceda algo, le pones un condón y mientras tanto yo escucho como gimes, bien sabes que todo te cabe. ¿Qué dices?
-Dame un segundo y lo hago. Mi amor por el momento ya no te escuchare ya que esa parte del teléfono es la que me voy a meter pero tu si me vas a escuchar muy bien.
-Adelante mi amor.


-Au au au… ahhh que rico…. Mmmmmm no inventes… ahh ahhh ahh ahhh, se siente muy bien, esta igual de cabezón que tú….. ahhh ahhhh ahhhh mis pechos están completamente erectos, ahhhh ahhhh ahhh ya casi llego, ahhh ahhh ahhhhhhhh aaaahhhhhhhh …… ¿Listo?
-Eres simplemente increíble se escuchaba genial, mientras tu lo hacías así yo me la jalaba y casi llegamos al mismo tiempo.
-Te amo
-Y yo a ti, ¿Nos vemos para echarnos unos tacos?
-Bueno, te veo a las 8 en mi casa.
Fin.

Etiquetado

2 pensamientos en “La llamada inesperada Parte 2

  1. Vaya que gran forma de describir esta aventura, bastante erotismo en cada letra que nos dejas viajando e imaginando jajaja, nos dejan una gran forma de tratar de hacer algo nuevo con la pareja, muchas gracias yezidy, es una gran historia!!

    1. Donde la confianza, el respeto y un colchón hacen que nos lleven a lugares increíbles de pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *