Las guerras del agua P-5

“La calle estaba cubierta de una especie de niebla ligera, era difícil ver, respirar y moverse con todos los trapos que traíamos puestos, pero la adrenalina nos ayudó mucho. Mi padre conocía el camino y era el más experimentado caminado en la calle…”

Y LA AVENTURA CONTINUA….

Etiquetado ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *