Mi gran amigo

Fue maravilloso encontrarnos en el mismo tiempo y espacio, hombre y mujer como la mejor combinación para este mundo de mortales.

Ella era una loca soñadora en un mundo de fantasía y él, un hombre bohemio  borracho de letras y música que siempre acompañaba con una tasa caliente de café y un cigarro.

Todo eso era la mezcla perfecta para volar y soñar juntos

Cómplices de añoranzas y grandes aventuras,  de borracheras que hacían que sus almas se entendieran  a carcajadas y tal vez sólo tal vez lloraran juntos  y ese era el momento donde la noche los cuidaba, el silencio en el camino los guiaba, el viento los juntaba y ella se recargaba en su hombro para llorar inconsolablemente por situaciones que obstruían siempre su soledad,  él  la abrazaba apretando su hombro  para decirle que todo estaría  bien.

Él, un protector de los pasos de ella, ella la musa de todos los temas  disponibles para conversar

A veces sus miradas  cruzaban la línea delgada que existía entre ambos seres y ellos al sentir el abismo daban un paso atrás y continuar como siempre lo habían hecho.

Llegó el momento en que sus caminos se tuvieron que separar, ella eligió lo que hacía mucho tiempo quería conocer, él acepto con disgusto por que lo que él quería era la felicidad de ella.

En aquel tiempo y espacio sus risas ya no se escuchaban, el sendero estaba solo, no había ya ni sombras en la oscuridad, el tiempo seguía pasando y un día ella apareció  llorando con el corazón destrozado y fue cuando lo llamó, él apareció y no la dejaba de abrazar mientras ella contaba lo sucedido y pronto amanecía.

Él por una extraña enfermedad su cuerpo comenzó a deteriorarse, su cigarro se extinguió, su café se terminó, el comenzó a llorar pero su filosofía lo levantó. Ella sentía tristeza al ver su cómplice apagarse conforme pasaba mas  el tiempo  pero su mirada de él aún seguía con la luz de la esperanza y la lucha.

El dolor en su cuerpo avanzaba y el aún lo soportaba, él en silencio lloraba pues ya su cuerpo se encorvaba  sus fuerzas se iban

Ella cuando lo vio en el sendero, lo abrazo y lloro en silencio mas por su amigo, que por lo que le había roto el corazón ya que su cuerpo se acababa y su mirada de él estaba mas triste.

Con el tiempo los doctores le dijeron que su tiempo de vida era corto, él rió y con vaso de tequila, letras, libros y una buena compañía espero a la  Muerte quien gustosa llegó,  él la invitó unos caballitos, La muerte aceptó, él como siempre, entró en trato, mientras se acababa la botella y se terminaba el juego sobre la mesa aún no se  iría con ella.

Ah pasado el tiempo y la Muerte aún disfruta la compañía de él, mi gran amigo que aún lucha por seguir entre nosotros.

4 pensamientos en “Mi gran amigo

  1. Y Aun cuando el día en que la vida reclamé la compañía de nuestro amigo, seguirá junto a nosotros en nuestras memorias, nuestro afecto por el no se marchitara, en cada uno de quienes le conocimos al reunirnos, alzaremos un trago brindando por su salud, por su vida y por todo lo que el es…

    1. Salud Oigres!

      Espero formar una linda amistad contigo pues logro sentir de tus palabras una gran sinceridad y corazón.

      Grandes Saludos

  2. Las mejores amistades siempre estaran presentes a pesar de todo circunstancia, es algo que debemos atesorar, gran historia que nos comparte yezidy, gracias por estas bellas letras!!

    1. Gracias a ti Jose

      Bonita Noche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *