Prueba de Calidad

Bajé un poco mi mano para sentir su bulto, al tocarlo mi piel se enchinó al darme cuenta que estaba durísimo y ya no cabía ni en su boxers, el gemía en mi cuello cada que mi mano le rozaba.

Lo dejé tocar mis pechos y enseguida me desabrochó el sostén, con agilidad se las ingenió para bajar a darme tremendos besos en mis senos y con mi mano aun en su miembro sentí como lo humedecía y preferí sentirlo piel a piel, así que metí mi mano y estaba super caliente y efectivamente ya estaba mas que listo para entrar en mi.

Me despegué de él y comencé a quitarme la ropa con rapidez pues a mí también ya me urgía sentirlo. Él hizo lo mismo y cuando estábamos completamente desnudos y frente a frente nos dirigimos a la cama con gran frenesí y comenzar la danza del sexo.

Es tan emocionante sentir su miembro duro entre mis piernas, estando yo abajo y él encima de mí pero sin meterlo aún, comenzamos el jugueteo , me besaba todo el cuerpo y con cierto morbo tocaba mis nalgas y las apachurraba con fuerza.

Yo me dejaba querer y que hiciera lo que quisiera me encantaba estar a su lado, sus manos llegaron a mi sonrisa vertical y se emocionó bastante al sentir todo mojado esperando su entrada, fue cuando tomó su miembro y lo metió, ambos gemimos de lo rico que se sintió, se levantó un poco para abrir mucho mas mis pernas y contemplarme completamente y ver cómo tenía gritando y disfrutando.

Me daba mas fuerte y era excitante los ruidos de nuestros cuerpos al llegar al limite de nuestros movimientos.

Le encantaba ver mis pechos y su movimiento de arriba hacia abajo con rudeza, como me arqueaba cuando tenía un orgasmo, todo eso pasaba en ese justo momento.

Levantó mas mi cadera y lo sentía mucho mas adentro, cambio a otra posición donde me puso de lado con una pierna levantada y grite pues la penetración todavía era mas profunda , comenzó a nalguearme y con una dedo y nuestros jugos comenzó a juguetear con mi ano, hasta que logró meterlo.

Las sensaciones se multiplicaron al mil pues así como su miembro sus dedos no eran nada delgados, eran muy gruesos. Como pudo se las arregló para tener movimientos combinados, y él comenzaba a gemir mucho más, al tener mis dos orificios invadidos de placer.

Estábamos bañados en sudor pero no importaba el placer iba en aumento y me tenía drogada de pasión, babeando y gritando sin parar.

Hasta que me puso en cuatro puntos tomándome de la cadera y bajando mi pecho, para ver en esplendor mi trasero, abrió un poco mas mis piernas y comenzó a darme mas fuerte combinado con fuertes nalgadas, en minutos me tomó del cabello y comenzó a levantarme sin obvio, sentir dolor, me tenía completamente dominada, mientras yo con gemidos le gritaba :

-¡Dame mas papi!, ¡Así de rico! ¡Eh sido una niña muy mala! ¡Más, Más…!

El gritó de pacer y con fuerza sentí como me invadió de su semen y su piel se erizó…

Así fue como terminamos teniendo sexo en el almacén del trabajo, si efectivamente trabajamos vendiendo colchones de una marca muy reconocida.

#yovueloconyezidy

Etiquetado

2 pensamientos en “Prueba de Calidad

  1. Una verdadera inspiración leerte.

    1. Muchas gracias!!!
      Esas palabras me impulsan a seguir adelante !!!
      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *